Los bidones se caracterizan por estar entre los contenedores cilíndricos que suelen usarse con mayor frecuencia dentro del mundo industrial, con el propósito de transportar sustancias no solo líquidas, sino también sólidas.

¿En qué consiste un bidón de cierre ballesta?

Esto se debe tanto a la enorme capacidad que poseen los bidones de cierre ballesta así como a sus distintos acabados, que les permiten posicionarse entre los métodos más simples y efectivos a la hora de transportar sustancias que sean peligrosas.

Los bidones con cierre ballesta consisten en bidones que se encuentran especialmente pensados para el almacenaje tanto de líquidos como de productos granulados, a los cuales es preciso tener acceso con facilidad.

bidones de cierre ballesta

La parte superior de estos recipientes se encuentra sellada a través de flejes metálicos los cuales ejercen suficiente presión como para preservar numerosos líquidos no volátiles y así, poder conseguir un sello totalmente hermético.

Cabe señalar igualmente, que hoy en día estos bidones también pueden encontrarse con tapa de rosca, permitiendo que su apertura y cierre sean más cómodos.

De igual manera, hay que señalar que cuentan con una tapa entera las cual destaca por permitir que el recipiente se abra completamente, a fin de conseguir un relleno y vaciado rápido, ofreciendo un total acceso a su interior.

Asimismo, su gran abertura es muy valorada por facilitar en gran medida las tareas no solo de limpieza, sino también de reutilización.

Del mismo modo, es esencial mencionar que los bidones de cierre ballesta pueden clasificarse en dos diferentes tipos o modelos: los bidones de plástico y los bidones metálicos.

Por lo general, los más usados suelen ser los de plástico, los cuales conviene decir que se encuentran elaborados a partir de polietileno de gran densidad el cual ofrece un elevado nivel de resistencia ante la mayor parte de productos químicos; por lo que no es de sorprender que su principal uso consista en el transporte de esta clase de materiales.

Además, dichos recipientes destacan por ser contenedores que poseen una enorme capacidad y permiten apilarlos de manera vertical y también horizontal al colocarlos en forma piramidal a través de cuñas.

Y gracias a su capacidad, suelen ser usados normalmente debido a la cantidad que son capaces de  almacenar, dado que logran adaptarse perfectamente a aquellos procesos en los que no se manipulan grandes cantidades.

¿Para qué se utilizan los bidones de cierre ballesta?

Los bidones de cierre ballesta suelen ser usados, por lo general, como recipientes para contener y transportar no solo productos químicos, sino también otras clases de líquidos peligrosos, independientemente de si son líquidos, sólidos o viscosos.

De la misma forma, al ser contenedores que cuentan con un elevado nivel de resistencia, también suelen ser aptos para el contacto con alimentos, por lo que son muy usados dentro de la industria alimentaria para almacenar productos granulados y/o líquidos, etc.

Elaborados en un distintivo color azul, es igualmente posible usarlos para almacenar y transportar materias primas, productos químicos y/o residuos los cuales deben transportarse hacia las plantas de tratamiento.

Características de este tipo de contenedores

Los bidones de cierre ballesta se caracterizan no solo por tener una gran resistencia, sino también por encontrarse disponibles en distintas capacidades (30-60-120-220 lts), las cuales se ajustan a los diversos usos que se les pueden dar; también destacan por ser totalmente aptos para tener un uso alimentario o químico.

Cuentan con una tapa entera la cual ofrece la posibilidad de abrir el reciente por completo y así conseguir un llenado y vaciado más sencillo y rápido, al igual que el acceso a su interior, facilitando al mismo tiempo su mantenimiento.

señales de sustancias peligrosas

Y en comparación con otras clases de contenedores, ofrecen un elevado nivel de estanqueidad.

Cabe señalar igualmente, que otras características que suelen tener este tipo de bidones son las siguientes:

Numerosos usos

Por lo que podrían convertirse en la opción más acertada para almacenar todo tipo de elementos, líquidos, sólidos, granulados y/o viscosos, ya que tienen también un elevado nivel de resistencia frente a la mayor parte de los agentes químicos.

Apilables

Su bidón se encuentra especialmente pensada para permitir que los bidones de cierre ballesta sean apilados verticalmente, permitiendo así un almacenaje en forma de columna, el cual ayuda a sacarle el mayor provecho al espacio sin tener que preocuparse por el uso de herramientas de sustentación y/o separadores.

Seguros y transportables

Su forma cilíndrica ofrece la posibilidad de trasladarlos a través de rodamiento, e independientemente de si se trata de un recipiente de plástico o uno metálico, garantiza que el contenido siempre se mantendrá completamente seguro.

Personalizables

Los bidones de cierre ballestas metálicos ofrecen la alternativa de personalizar su diseño no solo con colores, sino también con los elementos corporativos de la compañía que los utilizará, por lo que de esta forma incluso pueden llegar a posicionarse como una herramienta de identidad para las marcas.

Totalmente reutilizables

La recuperación de este tipo de bidones con el propósito de darles un nuevo uso, ofrece la oportunidad no solo de disminuir costes, sino que al mismo tiempo permite apostar por un tipo de recipientes más sostenibles y una opción que resulta ser más amigable con el medioambiente.

Completamente certificados

Los bidones de cierre ballesta destacan por cumplir perfectamente tanto con los requisitos como las homologaciones que se requieren para utilizarlos dentro del ámbito industrial no solo en el sector químico, también en el alimentario.