Una de las tendencias dentro del sector hotelero es el servicio de outsourcing, este permite contar con personal especializado para que cumpla diferentes tareas esenciales en el hotel.

Si quieres mejorar tus servicios, el desempeño en las tareas y la atención al cliente, el servicio de outsourcing es una de las mejores alternativas para implementar en tu hotel.

Outsourcing: Un servicio profesional de primera

Una de las maneras en que tu hotel puede ganar más con el outsourcing, es por el grado de especialización del personal contratado.

En muchas ocasiones, resulta complicado delegar en diferentes departamentos del hotel, dejando a un lado aspectos esenciales para su crecimiento en el sector. Esto provoca que los resultados en crecimiento, reconocimiento o rentabilidad, no sean los mejores.

empresas de outsourcing

Sin embargo, el outsourcing permite contar con personal entrenado y especializado, ya sea en limpieza, gestión financiera, atención al cliente o seguridad, por ejemplo.

Al tratarse de un servicio enfocado en tareas específicas, es más sencillo contar con soluciones eficientes y estrategias alineadas, con los objetivos que quieres alcanzar con tu hotel.

De igual manera, como se trata de servicios especializados, tienes la seguridad de que su desempeño y rendimiento laboral será el mejor. Gracias a esto, puedes dedicarte a otras áreas iguales de importantes para el crecimiento de tu hotel.

Además, como no diversificas los recursos y el personal, te enfocas en la actividad principal que debes cumplir como alojamiento, ofrecer una experiencia inolvidable a los huéspedes.

1.    Mejora la productividad y el rendimiento

El conocimiento en distintas tareas hoteleras permite que las actividades se realicen en un menor tiempo y con menos recursos. El servicio de outsourcing conoce métodos y técnicas que efectúan en la estrategia de tu hotel, con el objetivo de obtener resultados de calidad.

Al conocer el sector hotelero, el rendimiento de las actividades mejora, ahorrando tiempo y esfuerzo que puedes invertir en otros puntos relevantes del alojamiento.

Incluso ahorras en recursos y dinero, lo cual es una ventaja si estás comenzado o si tienes un alojamiento pequeño. Esto te permite invertir en otras áreas importantes y ser más competitivo en el mercado.

Cuando externalizas diversos servicios, consigues establecer gastos fijos para determinadas tareas, esto permite ajustar mejor el presupuesto, evitando gastos adicionales.

Desarrollar el mismo trabajo, pero en un tiempo menor y con buena calidad, hace la diferencia cuando quieras impulsar tu proyecto, dado que vas a obtener más por menos.

En el caso de contratar el servicio de outsourcing como un refuerzo para las temporadas más exigentes, alivia la carga de trabajo de los empleados de tu hotel. Con esto mejoran su rendimiento en las tareas, completando las actividades con mayor eficacia y calidad.

2.    Una comunicación fluida

La empresa dedicada a los servicios de outsourcing, conoce la importancia de una óptima comunicación.

Al contar con un equipo de trabajo que debe coordinarse con tus empleados, implementa estrategias que optimicen la comunicación para mejorar la eficiencia durante las actividades.

Las vías de comunicación se deben establecer previamente durante la firma del contrato, para contar siempre con la información de sus servicios, y medir los progresos en los departamentos menos eficientes del hotel.

empleados hotel

También es importante determinar el control, una empresa profesional no procede sin tener antes tu visto bueno, ni tampoco realiza tareas que estén fuera de lo establecido en el contrato.

La empresa de outsourcing mantiene una comunicación clara y precisa durante el tiempo de contratación, de esta manera estás al tanto de lo que ocurre en tu hotel, sin dejar a un lado los otros aspectos fundamentales para su crecimiento.

3.    Diversos tipos de servicios

Los servicios de outsourcing cubren diversas necesidades dentro de tu hotel, de esta manera cuentas con varias soluciones profesionales para reforzar los departamentos con menor desempeño.

Hay servicios de limpieza, tanto de habitaciones como de zonas comunes, que mantienen limpio y desinfectado los espacios del hotel. Se trata de un servicio esencial, ya que una habitación o una recepción limpia, crea un ambiente más agradable.

Gracias a esto, los huéspedes se sienten más a gusto y tienen una imagen más positiva sobre tu hotel, generando que vuelvan otra vez en el futuro.

También existen servicios de catering, especializados en la preparación de todo tipo de comidas. El catering cuenta con su propio menú, con platos deliciosos y preparados con los mejores ingredientes, aunque puedes elegir los platos a servir, dependiendo del público al que te dirijas o al estilo de tu alojamiento.

Incluso lo puedes contratar para la celebración de eventos especiales, dado que los servicios de catering pueden incluir la preparación de los alimentos, así como camareros que los repartan entre los invitados.

Con los servicios de lavandería, te aseguras de mantener en buen estado las sábanas, las fundas, las colchas o las cortinas del hotel. La vestimenta de los empleados siempre estará en buenas condiciones.

Todo esto influye en la forma como los huéspedes perciben tu hotel, y es que con los servicios de lavandería, garantizas que lo hagan de forma positiva.

La supervisión es otro de los servicios externalizados más contratados, ya que se cuenta con un profesional que gestionará las actividades y tareas de los empleados en diferentes departamentos, de acuerdo a los objetivos que buscas alcanzar y los recursos disponibles.