Los proyectos inmobiliarios no son nada baratos, por eso es importante contar con una financiación que sirva como base para dar inicio a los proyectos, de esta manera se asegura su completa finalización.

Son varios los requisitos que deben cumplir para conseguir financiación para promotores inmobiliarios, por lo que tenerlos en cuenta, agilizará el proceso, y aumentará las posibilidades de obtenerlo.

Principales requisitos a cumplir para la financiación para proyectos inmobiliarios

Los promotores inmobiliarios se enfrentan a varios requisitos más exigentes de lo que fueron hace varios años, antes de la crisis que vive el mundo actual. Los requisitos son más elevados y rigurosos, porque las entidades financieras quieren reducir lo más posible los riesgos.

Hay varios requisitos a cumplir para financiar los proyectos, por es importante tenerlos en cuenta para evitar cualquier demora que pueda afectar la realización de los proyectos inmobiliarios.

Financiación del suelo

El primer requisito que exigen las entidades financieras es invertir en un suelo, ya que esto aumenta las posibilidades de cualquier proyecto que no resulte del todo viable en los puntos financieros, técnicos y urbanísticos.

Actualmente, las entidades no financian totalmente los suelos de grandes proporciones, por lo general, solicitan que los promotores inmobiliarios aporten hasta un 50% del capital de los suelos.

Demanda social del suelo

La demanda social del suelo es uno de los puntos más importantes, ya que no es relevante si los promotores adquieren el suelo y levantan su promoción, si los clientes finales no compran la vivienda, provocando que la promoción sea un fracaso.

Por lo tanto, debes asegurarte de que los clientes interesados sigan así e inviertan en los suelos, para esto puedes hacer preventas para conseguir financiación con la cual continuar con los proyectos inmobiliarios.

Perfil de los promotores

Otro aspecto donde debes cumplir con los requisitos de las entidades financieras es en tu perfil, una buena reputación, excelente solvencia financiera y comercial, es fundamental para aumentar las posibilidades de obtener la financiación.

Hay muchas promociones que se desarrollan por medio de sociedades vehículos de nueva creación, sin embargo, existen métodos que notifican sobre la solvencia de quien está detrás de estas sociedades.

¿Qué debes financiar en los proyectos?

Como promotor inmobiliario debes asegurarte de ofrecer proyectos con viabilidad en tres puntos importantes: financiero, técnico y urbanístico. En otras palabras, el pago solar, la realización de la obra y los flujos de tesorería durante la promoción.

En el pago solar, debes financiar la compra de los suelos, junto con el pago de las licencias, de los notarios, o los impuestos municipales, por ejemplo.

En la realización de la obra, debes invertir en los aspectos técnicos que son esenciales para las diferentes etapas de los proyectos inmobiliarios, desde la excavación en los suelos hasta la finalización de las obras.

Por último, los flujos de tesorería debes controlarlos de la manera correcta, en ocasiones necesitarás de financiamiento continuo en los proyectos inmobiliarios.

Alternativas de financiación

Existen diferentes alternativas de financiación para que puedas contar con el capital necesario que ayude con el desarrollo de los proyectos inmobiliarios.

Financiación bancaria

La principal es la financiación bancaria, sin embargo, para obtener el capital desde esta entidad, debes desembolsar una parte importante, siendo el mínimo un 50%, o bien, en su totalidad.

Por lo tanto, esta financiación no te servirá para conseguir el suelo o terrenos donde desarrollarás la promoción de los proyectos inmobiliarios, sino la construcción de los inmuebles.

Los bancos entregarán los fondos de manera progresiva, a medida que los proyectos avancen, mayormente contra certificados de obra. Además, los bancos financiarán los proyectos únicamente cuando existe un porcentaje relevante de unidades reservadas o vendidas.

Fondos de inversión

Otra opción que puedes aprovechar son los fondos de inversión, una alternativa más accesible, dado que los criterios internos de riesgo, son diferentes a los usados por los bancos.

Son una buena forma de financiar la compra del suelo y los gastos derivados para que inicien los proyectos inmobiliarios, como la excavación, poder obtener las licencias, o la publicidad para conseguir las preventas necesarias, por ejemplo.

Con esta financiación es posible cumplir con los requisitos más importantes, como la licencia, el diseño del proyecto y un buen porcentaje de preventas, para conseguir préstamos bancarios más altos.

Crowdfunding inmobiliario

En comparación con las otras dos formas de financiación, el crowdfunding aporta ventajas interesantes que puedes usar para el desarrollo de los proyectos inmobiliarios.

La más destacada es que permite una financiación más flexible, sin tantos criterios estrictos y exigencias, como lo hacen las entidades financieras convencionales, y con más modalidades, siendo posible elegir entre préstamos o fondos propios.

Si lo comparas con los fondos de inversión, el crowdfunding inmobiliario es capaz de financiar proyectos de menor capital que el mínime que exigen la mayoría de los fondos, dado que solo financian proyectos con un importe considerable por cuestiones de eficiencia y política

A través de esta modalidad, puedes financiarte gracias a los préstamos de inversores de la plataforma, o bien ofrecer una entrada en el capital para los inversores.

En caso de ser un promotor inmobiliario que busca financiación para sus proyectos inmobiliarios, debes asegurarte de cumplir con los requisitos exigidos por la mayoría de las entidades financieras.

De igual manera, cuentas con varias alternativas de financiación para elegir, desde las más exigentes hasta otras más accesibles, para así llevar a cabo tus proyectos.