El sexo a través de las líneas calientes es muy divertido, es importante en todo caso que construyas una buena tensión sexual, y obviamente susurrar algunas frases simples “sucias” al oído.

Mantén la privacidad cuando estés teniendo sexo por líneas calientes

A menos que te guste el exhibicionismo, lo mejor es tener un lugar más privado para dejarte adentrar por el sexo telefónico. Esto te ayudará a relajarte y sentirte menos inhibido, especialmente si no tienes mucha experiencia en esto del sexo por teléfono. Así que, ¡a cerrar la puerta, cerrar las persianas y pon un poco de música si es necesario para ahogar el ruido externo!

Haz cosas que te hagan sentir atractivo o atractiva durante las lineas calientes

Antes de iniciar la conversación en el teléfono necesitas echarte un vistazo a ti mismo: sentirte sexy, atractiva (o) y cómodo. Cada quien tiene sus propias preferencias, pero te damos una serie de ideas:

  • Tómate un buen baño con antelación.
  • Cuida tu ropa interior, maquillaje, cabello y manos.
  • Tomar una copa, o dos, de vino u otro licor para ayudarte a relajar.
  • Habla con la luz de las velas o aroma a incienso.
  • Ten un juguete sexual listo.

Algunas técnicas para orgasmos poderosos

tecnicas para orgasmosMe gusta tu voz: es importante el asunto de la voz porque a partir de ella escuchamos gemidos y suspiros durante las relaciones sexuales. De modo que, pensando en la voz, es importante llenar de elogios a la otra persona.

La forma más fácil de tener sexo telefónico es pensar en los escenarios, Y NO CENTRARSE EN LA LÍNEAS ESPECÍFICAS. Si estás tratando de recordar 23 líneas específicas para decir, entonces vas a tomar una gran cantidad de tiempo pensando y eso es la receta del desastre. Vas a pasar tanto tiempo tratando de recordar qué hacer o qué decir que no disfrutarás el momento.

Pero si intentas pensar en un escenario, todo se va a volver mucho más fácil. Solo así verás que tendrás menos que pensar y te dejarás llevar por el momento.

La forma más fácil de tener sexo por el teléfono es describir simplemente lo que estás haciendo para así llegar al orgasmo y es que este escenario es bastante sencillo, tan solo comienza por describir dónde te encuentra y lo que llevas puesto. Aquí te damos algunos ejemplos:

  • Estoy en mi habitación y las luces están bajas.
  • Estoy usando una ropa íntima de seda.
  • Estoy entre las sábanas y tengo un vibrador a mi lado. No estoy seguro de si debo usarlo todavía.
  • Estoy en calzoncillos y ya tengo el pene erecto
  • A continuación, pasar a describir lo que haces. Por ejemplo:
  • Estoy acariciando mis pechos y siento los pezones cada vez más duros.
  • Estoy moviendo lentamente los dedos hacia debajo de mi ropa interior, en los genitales.
  • Estoy tocando suavemente mis dedos en mi muslo y puedo sentir que me empiezo a mojar para ti.
  • Incluso puedo sentir que mojo a través de mi ropa.

Este es solo el comienzo. Si te sientes nervioso o nerviosa acerca de la descripción de lo que estás haciendo, entonces siempre puedes optar por dejarte escuchar la respiración y los gemidos.