Un estudio encontró que el 17% de las mujeres están enganchadas al cine porno para mujeres, una forma de entretenimiento que no es asunto sólo de hombres, las mujeres también disfrutan de ver escenas de sexo explícitas, pero desde un enfoque distinto.

Que a las mujeres les gusta la pornografía, es una realidad

Lo bueno es que sólo hace falta un dispositivo electrónico, como un móvil, tableta u ordenador para acceder a lo que se ha denominado pornografía femenina.

Las mujeres están ocupando un lugar cada vez más preponderante en la sociedad y en muchos aspectos ya se igualan con su contraparte masculina y siendo que ellos disfrutan de la industria de la pornografía, ¿por qué no ellas también?

De modo que el resultado es la creación de contenido pornográfico de calidad y exclusivo para mujeres.

Este nuevo enfoque de la pornografía se antoja lógico porque hombre y mujeres aman y disfrutan, pero a partir de sensaciones y formas diferentes. La pornografía masculina da la sensación de tratar a la mujer como un “trozo de carne”, mientras que la mujer busca algo más: el flirteo, las palabras de amor, la sensualidad… hasta llegar obviamente al sexo.

Bienvenidos a la nueva forma de pornografía

Aunque ha habido mucho debate en este sentido, la pornografía es una válvula de escape al estrés y otras presiones de la vida.

Las mujeres cumplen cada vez más con pesadas responsabilidades en el hogar y el trabajo, muchas están insatisfechas con su vida amorosa y necesitan de una dosis de sexo explícito, pero que hable su idioma, que las entienda. Es en esta ecuación cuando la pornografía entra en juego.

Porque si hay algo cierto es que las mujeres disfrutan de las imágenes gráficas y por algo es un nicho de la industria del entretenimiento que crece a pasos acelerados. Ya hay decenas de productoras y directores, que se especializan en el porno femenino y las grandes compañías de Internet de entretenimiento adulto están dedicando ahora mucho espacio a complacer a las mujeres.

¿Por qué las mujeres disfrutan tanto la pornografía?

El orgasmo libera un alto índice de dopamina-oxitocina, que incluso se compara con un golpe de heroína y muchos usuarios regulares de pornografía por Internet buscan experimentar ese efecto de casi trance que les hace sentir inconscientes de lo que pasa en el mundo, pero también les da una sensación de poder que no tienen en la vida real.

La pantalla del ordenador se convierte en una zona erógena y el cerebro aprende que el porno es una manera de lidiar con la ansiedad.

A las mujeres saben lo que les gusta

A medida que el porno femenino se vuelve más popular, muchas mujeres también lo están usando ahora como una forma rápida de tener relaciones sexuales sin inversión emocional, como tradicionalmente lo tienen los hombres.

De modo que el sexo es una función muy natural y si una mujer está tomando dos minutos al día para tener un orgasmo por la pornografía, no hay nada de catastrófico en ello y es que porno, masturbación, cibersexo, sexo en la webcam y el sexo telefónico ya no son cosas exclusivas de los hombres, la mujeres también lo disfrutan.