El cine es una de las experiencias más agradables y esto es algo que puede ser afirmado por la gran mayoría de las personas amantes y no amantes de las películas.

Disfruta de un buen cine

En tal sentido, el cine es uno de los fenómenos del entretenimiento más recurridos por la población a lo largo de toda su historia. Su fama, sus características y la experiencia que nos brinda, hacen de este medio uno de los más buscados por esas personas amantes del entretenimiento a gran escala.

Hoy en día, el cine es algo muy común en cualquier de cualquier país y es que cualquier persona podría haber ido así sea una vez al cine. La experiencia del cine es una de las más inolvidables de todas, gracias a que esta hace de la experiencia audiovisual algo potencial, ofreciéndonos un sonido de grandes proporciones, así como también una visualización bastante expandida de la película, haciendo que, la vista a la película se haga más simpática y agradable.

Gracias a la tecnología, el cine ha gozado de cambios que hacen de la experiencia cinematográfica, algo cada vez más complejo e inolvidable. Nos referimos a las modalidades del cine, a esos planos que nos permiten adentrarnos cada vez más a la experiencia transmitida por la película.

Este artículo expondrá brevemente alguna de las modalidades del cine, de tal forma que, aquellos que no hayan vivido la experiencia del cine, puedan tener una idea y quizá así logran animarse a visitar este medio de entretenimiento también agradable e inolvidable.

Modalidades en el cine

2D: Como todos sabemos, es la visión y experiencia clásica de la película. En esta modalidad podemos observar un marco en el cual será posible apreciar todo lo que ocurre dentro de la película.

3D: En este caso el panorama cambia un poco, pues, gracias esta modalidad, es posible observar como algunos objetos dan la impresión de salir de la pantalla.

La experiencia 3D le permite al usuario experimentar la sensación de estar un poco más cerca de todo lo que ocurre en la película, a través del uso de gafas especiales que le permitirán ver los objetos más cercas de lo que realmente están.

Un ejemplo de esto puede ser el momento en el que observamos una explosión. Con la experiencia 3d es posible observar cómo los escombros vuelan por los aires y dan la impresión de salir de la pantalla. En algunas ocasiones es posible llegar pensar que los objetos podrían golpearnos.

4D: Esta modalidad ya comienza a adquirir algo de tiempo en el cine. No obstante, esto no significa que dicha modalidad no resulte de agrado para los usuarios.

En esta modalidad, gozaremos de la misma experiencia del mundo del 3D, pero además, gozaremos un de una ambiente simulado de la película. Un ejemplo de esto puede ser con la escena de un terremoto, en el cual, podremos apreciar cómo nuestros asientos comenzarán a temblar, aumentando la experiencia del sismo acercando cada vez más al usuario a lo que dentro de la cinta cinematográfica se está viviendo.

Esta modalidad intenta hacer sentir al usuario en el mismo ambiente en el que se encuentra la película.